Recubrimientos

Zinc

Mediante un recubrimiento galvánico de zinc no aleado y pasivación libre de Cr(VI), usted puede proteger a bajo costo sus componentes metálicos contra la corrosión.

Empleando corriente continua, se separan, en un zincado electrólito galvánico, capas delgadas de zinc en un rango µm. Mediante la fuerza eléctrica y el tiempo de tratamiento, se pueden obtener el grosor deseado de las capas. El grosor de las capas y el tratamiento posterior se rigen por el destino final de la pieza, y son definidos a menudo por ciertas normas.

Mediante una pasivación consiguiente y un sellado opcional, se aumenta considerablemente resistencia a la corrosión de las partes zincadas. Le ponemos a su disposición las siguientes pasivaciones libres de Cr(VI):

  • Pasivación de capa delgada (“DÜSP” en sus siglas en alemán)
  • Pasivación de capa gruesa (“DISP” en sus siglas en alemán)

Aplicación

Protección baja hasta mediana contra la corrosión como, por ejemplo, en las áreas interiores de vehículos, electrónica, maquinaria y construcción. La protección baja hasta mediana contra la corrosión como se aplica también mucho como capa básica con un recubrimiento consiguiente. Se pueden realizar aplicaciones deformables.

Material trabajable

Cualquier tipo de acero, menos el acero inoxidable.

Ejemplos de aplicación

Soportes, estuches, bloques de válvulas, anillos de sujeción, cárteres de aceite, tubos hidráulicos.

Zinc-níquel

Mediante una aleación de un recubrimiento de zinc galvánico con níquel durante la electrólisis, se consiguen capas para una máxima protección contra la corrosión. Durante la ejecución, nos regimos por las normas en vigor. En muchos casos, el zinc-níquel ha comprobado también su eficacia para evitar la corrosión de contacto en combinación con con aluminio. Como pasivaciones libres de Cr(VI), empleamos una pasivación transparente en los productos de bastidor y tambor, al igual que una pasivación negra en los productos de bastidor.

Aplicación

A la protección contra la corrosión en, por ejemplo, áreas de motor y trenes de aterrizaje, alta humedad atmosférica, atmósferas salíferas, y también muy alta en su uso como capa básica con recubrimiento posterior. Deformable bajo ciertas circunstancias.

Materia trabajable

Cualquier tipo de acero, excepto el acero inoxidable.

Ejemplos de aplicación

Tuberías, estuches, cajas de resorte de aire, palancas.

Recubrimiento de láminas de zinc

Los recubrimientos de láminas de zinc son recubrimientos realizados en forma no electrolítica, que rinden una excelente corrosión contra la corrosión mediante una protección catódica. Tanto DELTA-TONE® como DELTA-PROTEKT KL100® consisten en una mezcla de láminas de zinc y de aluminio, que están unidos mediante una matriz inorgánica.

Contamos con una variedad de productos de recubrimiento, y el grado de protección contra la corrosión que debe ser aplicado, se determina según el producto y el grosor, pero todos los productos comparten la característica de brindar una protección elevada con capas delgadas. Un recubrimiento de láminas de zinc no requiere procedimientos corrosivos preparativos, por lo que se presta para componentes de alta resistencia con una resistencia a la tracción > 1000 N/mm2, > 320 HV o tornillos a partir de 10.9. El riesgo de un rompimiento inducido por hidrógeno, causado por el recubrimiento de una superficie, puede ser completamente descartado.

Aplicación

Alta protección contra la corrosión en, por ejemplo, las áreas interiores y exteriores en la industria automotriz, eólica (incluyendo la de costa afuera), maquinaria, y de ingeniería ferroviaria. Muy elevada protección contra la corrosión, en su empleo como capa básica y recubrimiento (pintura) posterior.

Material trabajable

Cualquier tipo de acero, aluminio.

Especialidad

Recubrimientos de fasteners grandes con una longitud de hasta 3 metros.

Ejemplos de aplicación

Varillas roscadas, bulones de anclaje, soportes, tornillos, tuercas.

Recubrimiento de laca

El “recubrimiento de laca” se entiende como la aplicación de una amplia gama de materiales líquidos de recubrimiento mediante aspersión. Esos materiales de recubrimiento pueden contener solventes, o ser en base a agua. Dependiendo del destino de las piezas, los recubrimientos pueden secarse mediante el aire o el calor. Aparte de una extendida gama de colores (“RAL”), las pinturas húmedas ofrecen también la opción de funcionalidades especiales como, por ejemplo, la deformabilidad, lubricación en seco, reducción de ruido, resistencia a la temperatura, decoración, resistencia a los químicos o combustibles, radiación ultravioleta, aislamiento eléctrico, buen agarre para caucho, y mucho más. En la práctica, recomendamos, una vez enterados del empleo posterior, las pinturas y también el tratamiento previo. Utilizamos preferentemente productos de las empresas WHITFORD (XYLAN®) y DÖRKEN (DELTA-SEAL®). Muchos clientes aprovechan también la opción de proponernos sus propias pinturas, cuya procesabilidad será corroborada por nosotros.

Aplicación

Todas las industrias (según la demanda del cliente), protección media contra la corrosión, y elevada hasta muy elevada en el empleo con una capa básica galvánica o una lámina de zinc.

Material trabajable

Cualquier tipo de acero y aluminio en serie, y otros materiales no metálicos a petición.

Especialidad

¿Usted requiere zonas libres de pintura? Contamos con un amplio surtido de “Masking”, y desarrollamos, de ser necesario, soluciones específicas según los requerimientos de cada cliente.

Ejemplos de aplicación

Tornillos, tuercas, pistones, combinaciones de caucho y metal, resortes, amortiguadores de ruidos.

Recubrimiento en polvo

El recubrimiento en polvo es un procedimiento, en el que un material de conducción eléctrica es recubierto de pintura en polvo. Las pinturas en polvo consisten, por lo general, en partículas secas y granulares, casi siempre en base a resinas epóxicas y de poliéster, que son aplicadas de manera electrostática. Las partículas cargadas se condensan en la superficie de las piezas de trabajo, y se quedan pegadas en forma electrostática. Mediante el procedimiento de horneado posterior, las partículas se gelatinan en una capa de pintura en polvo. El trabajo de recubrimiento con pinturas en polvo no requiere solventes, por lo que este procedimiento es considerado como amigable para el medio ambiente. Empleamos productos de las empresas WÖRWAG y BRILLUX, pero también casi cualquier otro tipo de pintura en polvo, según la instrucción del cliente.

Para las pinturas en polvo tienen características parecidas a las de las pinturas húmedas arriba descritas. Siempre se queman, y el grosor de sus capas suele ser mayor.

Ejemplos de aplicación

Todas las industrias (según las demandas del cliente), protección media contra la corrosión, elevada hasta muy elevada el empleo con una capa básica galvánica o en la construcción de varias capas.

Material trabajable

Cualquier tipo de acero y aluminio.

Especialidad

¿Se requieren zonas libres de pintura? Contamos con un amplio surtido de “Masking”, y desarrollamos, de ser necesario, soluciones específicas según los requerimientos de cada cliente.

Ejemplos de aplicación

Calibradores, anillos de sujeción, tubos de escape.

Recubrimientos dúplex

Los “recubrimientos dúplex” se entienden como la combinación de recubrimientos metálicos (“basecoat”) con una pintura complementaria (“topcoat”). La aplicación de esta tecnología tiene como propósito, unir al menos dos recubrimientos sobre una superficie de tal manera que se aprovechen a lo máximo sus excelentes características y que se compensen sus deficiencias.

Un buen ejemplo es una combinación de zincado galvánico realizado con una pintura subsiguiente sobre acero: el zinc tiene la característica de sacrificarse por corrosión propia, mediante la protección catódica contra la corrosión para el material de base. Esto protege la pieza de trabajo contra los posibles daños por corrosión, pero este efecto de sacrificio es limitado. Una pintura no tiene esa característica sacrificadora; si se utilizara solamente esa pintura y ella llegara a ser dañada, la pieza de trabajo estaría expuesta inevitablemente al poder destructivo de la corrosión. En la combinación dúplex, la pintura protege el zinc, y si se daña la pintura, el zinc impide la corrosión de la pieza de trabajo, y retrasa la infiltración posterior de la pintura.

Ésta y muchas otras características son posibles, pero se consiguen solamente si se ajusta la interfaz entra las capas individuales. ANSORGE cuenta aquí con una experiencia práctica de varias décadas.

Ejemplos de aplicación

Codos, suspensión de aire, estribos, amortiguadores de vibraciones.